La investigación científica constitucional de un "alma gemela" de Pablo Lucas Verdú (El derecho del más fuerte en la entraña del orden neoliberal)

León Cortiñaz-Peláez

Resumen


La realidad humana no se desgarra en naturaleza y cultura: ésta, la teoría
del Estado y el derecho constitucional no son independientes de la
naturaleza y de sus leyes, de las que el hombre se vale para sus fines,
hacedor del Estado como obra cultural que deviene y, también, da forma al
devenir político. La falacia kelseniana proviene de la divisoria tajante entre la
política (ciencia práctica y valorativa) y la teoría del Estado (ciencia teórica y
no valorativa): es parte de una ciencia irreal que niega al Estado su
condición de realidad histórico-política y oculta una finalidad política
consistente en la absolutización de las formas impuestas en la Constitución,
por algún usurpador o por alguna especie de asamblea. En relación con el
Estado, el pueblo no es una idea sino un presupuesto real, una formación
natural y una cultura; en su formación es indispensable la existencia de un
espíritu político con sentido democrático, pues únicamente dentro de esa
forma de vida puede despertarse y aún reafirmarse un amor por lo político.
Partiendo de la polémica entre Calicles y Sócrates, el llamado Estado de
Derecho de la burguesía es otra forma del derecho calicleano del más
fuerte. No merece el nombre de orden jurídico; es, simplemente, el conjunto
de mandamientos que sirven para imponer a los "sin-tierra-y-sin-riqueza" el
respeto a la propiedad privada sobre los instrumentos económicos de la
producción. La insuficiencia del Estado de Derecho mexicano tiende a
agravarse por la sustitución de los tres grandes valores constitucionales de
la Revolución francesa (igualdad, fraternidad, libertad) por la "pura libertad"
inglesa y de los 

estadounidenses, desde 1945 planetizada por la acción globalmente
troqueladora de las instituciones financieras internacionales fundadas en
Bretton Woods (Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial). Para esta
escuela económica neoliberal, vinculada con el florentino Nicolás
Maquiavelo, la tecnoburocracia es un reino aparte y contradictorio con los
postulados morales: la libertad absoluta de las fuerzas económicas
naturales, es una fórmula satánica que oculta que esas fuerzas son el
capital en las manos de una clase asocial y amoral, fuente del poder político
que forja un ordenamiento normativo antijurídico, cuyo fin es mantener a las
personas y a los pueblos desheredados en la condición de esclavos
(L.C.P.).


Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Visita nuestra página: https://alegatosenlinea.azc.uam.mx/